Nominada a ser relevo de la antorcha olímpica de Tókio 2020, la central Dominicana declaró en exclusiva para una agencia de noticias en Japón.

“Más que nada, cuando estoy jugando voleibol, trato de tener ningún miedo”, dijo Jineiry. “Para seguir jugado duro y no temer de cometer errores, siempre trato de jugar con una sonrisa en mi cara, mantener una actitud positiva en todo momento, no importa cuál sea la situación. Esto es algo que aprendí de mi madre, que trabajó como gerente para la Selección Nacional Juvenil.”

“Lo que me inició en el voleibol fue ver a mi hermana, que es un año mayor que yo, jugar, y pensando que era realmente genial. A pesar que a veces discutimos, ella es una buena amiga, y una buena compañero de equipo en la actual Selección Nacional. Tener a alguien allí para compartir constantemente los altibajos es una cosa maravillosa, y estoy agradecida por ello “.

De 17 años de edad, Martínez fue la atleta más joven de la Copa del Mundo de Voleibol Femenina de la FIVB que concluyó en Japón recientemente y parte del equipo de República Dominicana, que ganó el Campeonato Mundial Femenino de Voleibol FIVB Sub-20 de este año.

He estado en los equipos juveniles e infantiles, y ahora estoy en la Selección Nacional“, agregó Martínez. “Representar a tu país es una gran responsabilidad, y mi sentido de la responsabilidad sigue creciendo de manera constante. Pero yo no siento ninguna presión. Más que cualquier simplemente disfruto jugar al voleibol.

Jineiry jugará la liga francesa en la próxima temporada.

Comments

comments