Cuatro años tuvieron que pasar para que Las Monarcas del Caribe se consagraran nuevamente como las Reinas de la Copa Panamericana. La ultima vez que levantaron la copa fue en el 2010, donde vencieron al equipo de Perú en 3 sets.

Al inicio de la competencia, las quisqueyanas no mostraban un juego contundente y lúcido, pero al pasar cada enfrentamiento, fueron incrementando su nivel de juego hasta conquistar lo que hoy es su tercera medalla de oro y la número 12 en la historia del evento anual de la Unión Panamericana de Voleibol.

Cada una de las jugadoras fue clave para esta merecida victoria 3 a 1 sobre las estadounidenses, quienes no pudieron quitarles el invicto a las dominicanas. Con esto se demostró que cuando se juega en conjunto y como manda el libro, se es más poderoso y eso fue lo que se pudo notar en es final ganada por el juego en equipo.

La importancia de esta medalla es muy significativa, ya que les da esa motivación a las jugadoras para sus próximas competencias internacionales. Las motiva a seguir trabajando, las motiva a jugar en equipo y sobretodo a creer que se puede jugar y saborear la miel del éxito.

Gracias a cada una de las jugadoras, que sudaron la camiseta y que saben representar a la patria dignamente. Siempre que hay dedicación y empeño, los resultados saltan a la vista. Esto no acaba, con este triunfo, vienen más responsabilidades de realizar en cada competencia un mejor trabajo.

Guardo el balón y las rodilleras, esperando encontrarnos en nuestro próximo juego. Hasta la próxima semana!

Por: Osiris Nicolaevich

Comments

comments