La Superliga de Azerbaiyán se calienta cada vez más y nuestras estrellas brillan con luz propia. El equipo de Marianne Fersola, Igtisdachi Baku recibiría al equipo de Brenda Castillo, el Rabita Baku en un duelo donde el favorito era el visitante.

Hasta ese momento el Rabita marchaba invicto, antes del partido todo parecía felicidad para el equipo de Brenda, pero con lo que no contaron es que se encontrarían con un adversario que tenía hambre de triunfo.

El resultado final fue 3-1 (13-25, 25-23, 26-24, 25-16) a favor del Igtisdachi Baku. De está forma nuestra central bloqueadora, Marianne Fersola terminó festejando junto a sus compañeras de equipo, y es que derrotar al Rabita Baku no es cosa fácil.

 

 

Comments

comments