En un partido durísimo, el equipo se enfrentó al subcampeón europeo, Italia. Las ‘herederas’ dejaron todo en la cancha, mas no pudieron con las europeas, quien nos venció 3-1 (25-23, 19-25, 25-12, 25-20)

En el primer set, los dos equipos mostraron un nivel equiparado. Todos los fundamentos funcionaron bien, más la individualidades italianas definieron los últimos puntos. En el siguiente parcial, las ‘herederas’ se mostraron superiores, jugando por la punta, Dominicana pudo empatar el partido. En el siguiente, la recepción de servicio nos hizo sufrir: nuestro equipo no pudo superar el bajón anímico y entregó el set con ventaja a las europeas. En set final, los equipos batallaron por el centro y los bloqueos fueron fulminantes por ambos lados. Nuestros errores nos hicieron perder la ventaja y una colocada de Terry a posición cinco coronó a Italia como campeón mundial. Cabe destacar la participación de Madeleine Guillén con 25 puntos.

En líneas generales, los fundamentos fueron parejos: ataque (42-53); bloqueo (14-12); y servicio (4-6). Con este resultado, nos damos cuenta de todo el camino que hemos recorrido, subiendo quince puesto respecto a nuestra presentación anterior; y lo que nos falta por recorrer. Creamos en el proyecto, en nuestras chicas, que luchan día a día para llenarnos de orgullos. ¡SON GRANDES, ‘herederas’!

 

Comments

comments